Plan detox para tu casa. Tercera parte

Llegamos a la etapa fina del plan detox para la casa! Nos quedan poco más de diez días para tener nuestra casa y cuerpo como los chorros del oro. Coge fuerzas que empezamos!

Días 19 y 20: Atención chicas!

El histórico de pintalabios, esmaltes, eyeliner secos… es hora de decirles adiós. Elige 5 pintalabios y el mismo número de esmaltes (asegúrate que pegan entre si) y tira todo lo demás. Pasado este mal trago, el 20 te tocará hacer lo mismo con joyas y bisutería.

Día 21: Mesilla de noche

Parece mentira todo lo que se puede guardar en el cajón de la mesilla… de todo lo que no vas a necesitar durante la noche! Quédate con lo imprescindible: un libro, tapones si compartes cama con miss o mister ronquidos, unos pañuelos de papel y el cargador del móvil.

Día 22: juguetes

Si no tienes hijos, recoge tus propios cachivaches. Hazte con una caja y recorre la casa metiendo en ella todos los juguetes que estén fuera de su sitio. Selecciona lo que vas a guardar y búscales un sitio. Los demás, límpialos y  dónalos.

Día 23: armario, armaritos y cómodas

Si tienes hijos, sabes que la ropa de ellos puede estar en cualquiera de los armario que tengas por casa. Si no los tienes también. Sabes que tu ropa puede estar escondida en cualquier cómoda o armario remoto. Ropa de temporadas pasadas, de cualquier año pasado fue mejor, e incluso ropa que no es ni tuya. Ya sabes lo que hacer: límpiala y a donar.

Día 24: merecido descanso

Es domingo y te mereces un descanso por todo el trabajo que ya has hecho. Eso si, si te has saltado la dieta, hoy tendrás que recuperarlo.

Día 25 y 26: trastero

Trastero, desván o sótano, tienes un montón de trastos acumulados y lo sabes. Por lo general llevan allí más de 1 año, ¿qué te hace pensar que vas a empezar a utilizarlos ahora?

Día 27: coche

¿Pensabas que nos lo íbamos a olvidar? Focos, interiores, hasta la carrocería! En este post encontrarás todo lo que necesitas saber para limpiar tu coche como un profesional.

Día 28: Zona de lavandería

Pocas casas tienes zona de lavandería, pero aunque sea tu caso, no te vas a librar de esta tarea: calcetines olvidados dentro o detrás de la lavadora, restos de detergente y pelusas incrustadas. La lavadora también necesita un lavado ;)

Día 29: textiles

El último día pero no por eso el menos importante! Limpia alfombras, cortinas, cojines… este será el lazo final para completar con éxito tu plan detox.

Enhorabuena, tu casa está lista para afrontar 2016 con buena cara!

Visto en www.cleanandscentsible.com

Plan detox para tu casa. Segunda parte

Entrados ya en 2018, lanzamos la pregunta del millón, ¿qué tal van esos propósitos de año nuevo? Nosotros seguimos con el plan detox para el hogar con nuevas tareas hasta el día 18, ¿preparados?

Día 11: multimedia

CD´s, DVD y si te descuidas hasta cintas de vídeo, ¿de verdad lo necesitas? Deshazte de todas estas reliquias o pásalos a una memoria externa. Además de modernizar todos esos recuerdos, ahorrarás espacio en casa.

Día 12: Revistas y libros

Revistas, catálogos y libros que están totalmente obsoletos se acumulan en estanterías, mesillas y lugares más inhóspitos de la casa. Recorta los artículos que quieras guardar y archívalos en carpetas, pero no te pases de nostálgico ;)

Día 13: Cajón desastre

Que levante la mano quién esté libre de pecado, todos tenemos un cajón o caja en el que metemos toooodo aquello que no sabemos donde guardar. Ármate de paciencia y una bolsa de basura para deshacerte de todo lo que no hayas utilizado desde la primera vez que lo metiste en ese cajón. Para lo que merece la pena guardar, búscale un sitio.

Día 14: Ponte al día

Hoy es el día de hacer todo eso que no te ha dado tiempo de hacer hasta ahora. Si has sida tan aplicada como para no tener que ponerte al día con nada, descansa, te lo mereces!

Día 15: Escritorio

¿Todavía con el calendario de 2015? Eso es lo primero que tienes que tirar, seguido de papales, recibos, facturas, tickets de compra… ya sabes de lo que hablamos.

Día 16: Armario del baño

¿De verdad necesitas 20 botecitos de gel de hotel? Maquillaje caducado, esa tirita abandonada al fondo de un cajón y cosas que ni siquiera te acordabas que tenías. Si no las has echado de menos hasta ahora, no lo harás.

Día 17: Armario

Es duro comprobar que la ropa del año pasado no te sirve, más después de navidades. Deshazte de lo que esté roto y dona o regala las prendas que puedan tener una segunda oportunidad.

Día 18: Cajón de los calcetines y ropa interior

Bienvenido al mundo de los tomates! Remienda o tira los calcetines que ya tienen agujero y chequea tu ropa interior. Esto te costará 10 minutos como máximo y te sorprenderás de las reliquias que guardas.

Esto ha sido todo por hoy, suficiente trabajo hasta el 18 de enero, ¿verdad? La semana que viene terminaremos el mes y con él, el plan detox para tu hogar ;)

 Visto en www.cleanandscentsible.com

Plan detox para tu casa. Primera parte

El nuevo año empieza como todos los anteriores, con una lista interminable de propósitos que se repiten año tras año: cuidarse, dieta, dejar de fumar, hacer más deporte… y ¿qué pasa con tu casa? Hoy te proponemos la primera parte de un plan de 30 días para depurar tu casa, ¿te animas?

Día 1: Papeleo

Un montón de propaganda, revistas y periódicos pasados, facturas… todo acumulado en un rincón de la encimera o en una mesa. Toma 15 minutos para recopilar todos los papeles y selecciona los que vas a tirar y los que vas a guardar.

Día 2: Hall o entrada

Un armario lleno de abrigos, zapatero hasta los topes o la típica cestita en la mesa de la entrada donde vas dejando de todo lo que encuentras en los bolsillos día tras día. Tira, dona o quema lo que ya no necesites y organiza lo que puedas salvar.

Día 3: Limpieza de bolsos

Tener los bolsos limpios y organizados puede parecer misión imposible. Durante el día de hoy, encontrarás tesoros perdidos en los bolsillo internos, entre el forro o simplemente en los fondos de los bolsos. Está será una gran recompensa.

Día 4: Productos de limpieza

La despensa es el lado oscuro de todas las casas. Quédate con los productos de limpieza multiusos, los ecológicos y deshazte de los que ya no utilizas. Si tienes varias botellas del mismo producto, júntalas en una y tira los envases vacíos.

Día 5: Nevera y congelador

Retira todos los artículos que han caducado o que sabes que no vas a consumir. Reduce los envases cuanto sea posible para ahorrar espacio.

Día 6: Despensa

Tira todo lo que esté caducado, no te olvides de repasar también el especiero!! Reorganiza la despensa y coloca los producto con menor caducidad en la parte delantera del armario.

Día 7: Repaso de las tareas anteriores

¿No te ha dado tiempo a organizar todo los 6 días anteriores? Hoy te puedes poner al día! Si has cumplido a rajatabla con el planing, descansa, te lo mereces!

Día 8: Armarios de la cocina

Asegúrate de que cada tupper tiene su tapa correspondiente, de que todos los utensilios de cocina que estás almacenando realmente merecen un hueco en tus armario, de lo contrario, es hora de nominarlos para abandonar la casa.

Día 9: Botiquín

El botiquín es ese gran olvidado! repasa medicamentos caducados o que no necesites, revisa que tienes todo de todo: tiritas, gasas, desinfectante, esparadrapo…

Día 10: Comedor

Después de las cenorras y comilonas de Navidad puede ser complicado, pero asegúrate de que cada cosa esté en su sitio.

 

Esta es solo la primera fase de el plan detox para u casa, la semana que viene volvemos con los siguientes 10 días de entrenamiento ;)

Visto en www.cleanandscentsible.com

La sobrelimpieza está arruinando tus cosas

Cuando hablamos de limpieza, a veces menos es más. De echo, utilizar demasiados productos de limpieza, o limpiar demasiado, es la manera más común de desgastar o de arruinar tus cosas. No pierdas ojos de estos hábitos de sobrelimpieza!

1. Limpiar los espejos

Una sola huella en el espejo no afecta a su reflejo. Sin embargo, el pasar un trapo cada vez que ves una marca, puede dañar el brillo del mismo. No decimos que no limpies en meses, pero evita la tentación del spray limpiador cada vez que hay una huella.

2. Usar demasiado detergente

Usar más detergente no va a hacer que la ropa salga más limpia, todo lo contrario. Además de arriesgarnos a que la lavadora no enjuague bien la ropa, puede que demasiada espuma haga de “amortiguador” sobre las manchas impidiendo que se limpien bien.

3. Limpieza de encimeras

Aunque desde Limpiezas La Rápida recomendamos limpiar las encimeras a diario, el hacerlo rápido puede ser contraproducente. Si simplemente pasamos un trapo y no aclaramos bien la encimera, se creará una película que irá quitándole el brillo.

4. Cuanto más sucio, más producto

Al igual que con el detergente de lavadora, lo mismo pasa con el lavavajillas. Las manchas de tomate seco de los macarrones de ayer, no van a salir por más producto que pongas. Es más, podría dañar tu vajilla e incluso el lavavajillas mismo al producir más residuos.

Sin embargo, si la carga es baja, si que puedes reducir la cantidad de producto lavavajillas que utilizas.

5. Limpiar la madera

Aunque fregar los suelos de madera con agua es lo mejor, hacerlo en exceso puede dañarlos. Si la madera tiene alguna grieta, el agua se filtra y daña la madera. En estos casos si que menos es más.

6. Lavar la ropa después de cada uso

Ropa interior, ropa del gimnasio o con manchas… estas prendas sí que hay que limpiarlas después de cada uso. Sin embargo, hay otras que aguantan limpias incluso tres puestas. El desgaste al que se someten estas prendas con cada lavado, hará que se deterioren antes.

7. Poner el producto directamente sobre los muebles

¿Crees que echar el spray para el polvo directamente sobre el mueble es lo más eficaz? Estás equivocado. Hacer esto ayuda a generar una capa sobre la madera que cubrirá el polvo haciendo imposible su limpieza. Lo mejor es echar el producto en el trapo, y frotarlo suavemente contra la superficie que quieres limpiar.

8. Utilizar suavizante para las toallas ásperas

Malas noticias, esto no funciona. Utilizar demasiado suavizante las hace todavía más rígidas e incluso grasientas, reduciendo así su absorción.

Si identificas alguno de estos hábitos, este es el momento perfecto para cambiarlo ;)

Visto en goodhousekeeping.com

 

 

Limpieza de otoño

La caída de las hojas de los árboles, del pelo y como no, ese temido cambio de armario!! El otoño ya está aquí y tenemos que hacernos a la idea. Los cambios de estación son una excusa genial para hacer una limpieza general de la casa. Así que manos a la obra ;)

Limpiar el salón

Empieza por las zonas comunes de la casa: salón, entrada… y recuerda siempre limpiar de arriba abajo. De nada sirve pasar la mopa si al limpiar las cortinas se va a llenar el suelo de polvo otra vez. Lo primero será pasar el aspirador por las cortinas, limpiar las ventanas (cristales y marcos) y por último los rodapiés. Para estos puedes colocarte un calcetín viejo y pasar la punta del pié por el canto. Puede parecer algo rudimentario pero funciona! Desaloja la zona de muebles- todo lo que puedas- para limpiar el suelo lo mejor posible. Pasa la aspiradora por alfombras y demás textiles.

Limpiar el dormitorio

Pasamos a las habitaciones. Es hora de dar vuelta a los colchones, así conseguiremos que no se deformen y además parecerá que volvemos a dormir en un colchón nuevo. Si has guardado el nórdico por el verano, es hora de sacarlo. Eso sí, aprovecha para lavarlo antes de ponerlo. Edredón, almohada y demás ropa de cama, directos a la lavadora!

Limpiar la cocina

La limpieza más temida de toda la casa, la cocina. Sartenes, cazos… limpia en profundidad tooodos los accesorios de la cocina. También electrodomésticos y horno. Si tienes fuerza, puedes animarte a mover el frigorífico y limpiar detrás. Solo si tienes fuerza claro. Ya que estás con las manos en la masa, revisa despensa y armarios en busca de comida caducada de la que puedas deshacerte.

 

Tareas de limpieza que puedes hacer en 5 minutos

A nadie le sobra el tiempo, y menos para limpiar. Todas las semanas te damos trucos y consejos para hacerte las labores de limpieza más fáciles y amenas, y hoy no va a ser menos!! Te dejamos una serie de tareas que con nuestra ayuda, podrás hacer en 5 minutos

Todo al lavavajillas

Además de platos, en el lavavajillas puedes lavar juguetes, cepillos, figuritas… y todo lo que se te ocurra meter! Eso sí, antes asegúrate de que puedes meterlo a la máquina. Ponle el ciclo corto y limpia dos pájaros de un tiro ;)

Limpia los textiles

Esparce bicarbonato de sodio en alfombras, sofás e incluso colchones, déjalo actuar unos 15 minutos y aspíralo. En un cuarto de hora verás como actúa la magia del bicarbonato y además de limpiar, refresca tu casa.

Ármate con un rodillo

El mismo rodillo que utilizamos para quitar las pelusas de la ropa puede ser tu mejor aliado! Recorre la casa rodillo en mano y elimina restos de migas, polvo olvidado, lámparas e incluso, aprovecha para pasarlo sobre los peluches o cojines.

Adiós a los pelos

Si tienes mascotas o problemas de caída de cabello, unos guantes de goma de fregar pueden ser la solución definitiva para eliminar esos pelos del sofá. Gracias a la electricidad estática, los pelos se quedarán pegados y ya no tendrás que preocuparte más.

Limpiar los zócalos

Los zócalos ya no serán los grandes olvidados de la limpieza doméstica! Rescata un calcetín viejo del fondo del cajón, y échale tu limpiador habitual en la zona de los dedos. Póntelo y recorre las paredes de la casa limpiando los zócalos con el pie, sin tener que agacharte y dejarte la espalda en el intento!

5 minutos para la electrónica

Móvil, tablet, mando de la tele… todo el día en la mano y nunca nos acordamos de limpiarlos. ¿Sabías que pueden tener más gérmenes que el inodoro? Empapa un algodón en alcohol y limpiamos un poco.

Limpia el bolso

Otra vez más, una de las cosas que usamos a diario y menos limpiamos. Vacía el bolso, sacúdelo y pásale una toallita desinfectante por el interior.

Bye bye catálogos

Apilados en una esquina de la cocina, o en el recibidor, nadie está libre de pecado. Pilas de propaganda, folletos o catálogos acumulados sin sentido. Ya es hora de tirarlos a reciclar ;)

Si te ha gustado este post, no dejes de compartirlo con tus amigos!

Visto en GoodHousekeeping

¿Sabes con quién compartes cama?

Pasamos aproximadamente un tercio de nuestra vida en la cama, es nuestro santuario. Pero, ¿y si te decimos que todas las noches compartes cama con más de un millón de bacterias y ácaros? Hoy te contamos la cruda realidad que te rodea mientras duermes.

Compartes cama con 1,5 millones de ácaros

Nada más despertarte retira la ropa de cama hacia atrás y deja que se aireé. Ventila la habitación para que este número de compis de sueño se reduzca.

Tu alfombra fuente de suciedad

¿Sabes que la alfombra de tu habitación tiene 4000 veces más bacterias que el baño? Por increíble que parezca es así. Pasa la aspiradora por lo menos una vez a la semana para evitar que el polvo se acumule y se asiente en tu dormitorio.

El teléfono no está libre de pecado

¡¡Tu móvil está más sucio que tu retrete!! En la mesilla, debajo de la almohada (no deberías) y pegado a tu cara… ahora cambia el móvil por tu retrete, ¿lo harías? Pasa una toallita desinfectante a tu teléfono cada dos días y descansa tranquil@.

Almohada, paraíso de pieles muertas

En tres años tu almohada puede duplicar su peso por la acumulación de pieles muertas y ácaros. La única manera de acabar con estos cariñosos compañeros de cama es lavándolas con regularidad y haciendo la prueba definitiva: dóblala por la mitad, si después de soltarla no recupera su forma, es hora de deshacerte de ella.

El colchón de tus pesadillas

Ácaros, pieles muertas, bacterias… todas ellas campando a sus anchas por tu colchón. Pasa el aspirador por su superficie, laterales, somier, canapé… en definitiva por todos los rincones a los que puedas acceder.

Olvídate de tu pijama favorito

Al sudor, bacterias y suciedad también les encanta tu pijama! Echa a lavarlo cada 3 días para evitar su acumulación.

¿Duermes con tu mascota?

Si es así, estos cuidados de limpieza tendrás que multiplicarlos, no vasta con la limpieza semanal. Cuanto mayor sea el contacto con tu perro, gato… o cualquiera que sea tu mascota, mayor es el riesgo de infección.

¡No dejes que la falta de limpieza convierta tus sueños en pesadillas! La limpieza regular de tu dormitorio reduce el número de ácaros y bacterias que se acumulan en tu habitación. Confía la limpieza de tu hogar a profesionales y duerme tranquil@

Visto en goodhousekeeping

Falsos mitos de limpieza

¿Nunca has sentido curiosidad, por saber si los métodos de limpieza caseros que te proponen en algunos Blogs son ciertos? Hoy te vamos a desvelar, qué trucos de limpieza son sólo mitos, y cuales funcionan realmente bien, ¡toma nota!

4 falsos mitos de la limpieza

1.- Limpiar la bandeja del horno con sal y aceite

Es probable, que hayas oído alguna vez hablar de que una buena forma de limpiar la bandeja del horno, es aplicar sal y aceite y frotar con un estropajo…pues bien…es falso.

Lo cierto es que la bandeja metálica del horno, se lleva la peor parte de algunas de nuestras recetas.Hay multitud de limpiadores quita grasas que ayudan bastante en la dura tarea de limpiar los restos carbonizados de algunas salsas. Pero hay un método sencillo e infalible, que la dejará como nueva sin apenas esfuerzo.

Llénala de agua sin que rebose, y pon unas gotas de lavavajillas, si aprovechas cuando todavía está caliente la bandeja, mejor que mejor, en 20 minutos podrás lavarla a mano o en el lavavajillas y quedará impecable.

2. Dejar impecables espejos y cristales con una media (panty)

Hartos estamos ya de trucos “infalibles” para limpiar cristales, como el que circula, acerca de limpiar cristales con una media ( panty). Milagrosamente, frotando un panty viejo por un cristal o espejo, conseguirás que quede perfecto, sin más…. es falso.

Hay múltiples formas de conseguir una limpieza de cristales con buenos resultados, pero la que te contamos a continuación es la mejor y la que utilizan los cristaleros profesionales.

Llena un cubo o barreño, con agua caliente y añade un chorro de amoniaco y un poco de lavavajillas, si no tienes un empapador de borrego y una espátula de goma, limpia el cristal con una bayeta y seca con papel absorbente o incluso papel de periódico. Verás los resultados.

3.- Abrillantar una encimera de mármol o granito

Hemos leído en algunas ocasiones, que el mejor remedio casero para abrillantar mármol o granito, el la mezcla de bicarbonato y agua, pero  ¿quieres saber realmente cómo conseguir que tu encimera brille como el primer día?

Tan fácil como mezclar en un recipiente, media cucharada de vaselina, y una cucharada de vinagre blanco. Diluye en un poco de agua y frota la mezcla haciendo círculos con papel de cocina. En 2 minutos, tu encimera recupera su brillo espectacular.

4.-  Devolver el brillo a los muebles lacados

Dime que no has probado, para devolver el brillo a los muebles lacados de la cocina, el milagro de los polvos de talco…¡no funciona!, solo consigues ensuciar toda la cocina y por tanto limpiarla integralmente de nuevo.

Hay un truco infalible para que los muebles lacados luzcan como el primer día, ¡toma nota! Pon un poco de leche en un recipiente y frota los muebles con una bayeta, verás en un momento tus muebles de cocina brillar.

Hay mitos sobre trucos de limpieza con los que hemos crecido, y que probablemente pasarán por nuestra vida, sin pena ni gloria… Pon en práctica los que te hemos contado y ¡verás los resultados!

Visto en www.eslife.es

El vodka como aliado de Limpieza

El otro día os adelantábamos algo en Facebook, y es que el vodka, además de ser estupendo para preparar cócteles, es un excelente aliado de la limpieza del hogar.

5 usos cotidianos del vodka

Calmar el dolor de dientes

Sí, sí, has leído bien, si tienes dolor en un diente y no puedes acudir inmediatamente al dentista porque es festivo, estás trabajando o te ha ocurrido en plena noche, puedes recurrir a tu mueble bar y solucionar el problema rápidamente. Prueba a enjuagar la boca con un chupito de Vodka, haciendo especial hincapié en la zona afectada. Esta bebida además de ser un gran desinfectante, aporta efectos analgésicos que calmarán el dolor en dientes y encías.

Elimina olores de la ropa

 Alguna vez te habrá ocurrido que quieres repetir modelito de un día para otro y no te da tiempo suficiente para lavar la prenda en cuestión y que esté seca en pocas horas. Tenemos la solución para evitar los olores en la ropa y que puedas lucir de nuevo tu camiseta preferida sin necesidad de lavarla por esta vez. Es sencillo, sólo tienes que poner un poco de Vodka en un dosificador con spray y rociar la prenda con ella. Cuelga en una percha y ponlo en un lugar ventilado para que seque más rápido. Una vez seco comprobarás que la ropa no huele a humo o comida. El Vodka mata las bacterias causantes del mal olor y lo mejor de todo ¡No deja olor a alcohol!

Cristal y porcelana brillantes

Para conseguir un brillo espectacular en porcelana o cristal tan sólo tendrás que humedecer un paño limpio en Vodka y frotar con suavidad. ¡Verás que resultados!

Aliviar el dolor por picaduras de medusas

¡Oh no!, ¿Te ha picado una medusa mientras te bañabas en el mar?, entonces ahora ya sabes lo dolorosas que son las picaduras de estos fascinantes animales. Te recomendamos que acudas a un médico lo antes posible pero con Vodka puedes paliar los efectos de tan desagradable picadura. Aplica un poco en la zona afectada y su efecto analgésico te ayudará a aliviar el dolor de forma inmediata y eficaz.

Flores conservadas por más tiempo

Es maravilloso llegar a casa o a la oficina y encontrar un bonito ramo de flores decorando tu mesa. Pero lamentablemente las flores aguantan pocos días luciendo perfectas. Si quieres prolongar su duración en perfecto estado durante más días, prueba a añadir una cucharada de azúcar y unas gotas de Vodka al agua del florero y repite esta operación de cambio de agua y la mezcla de Vodka y azúcar a diario. Tus flores perfectas por más tiempo.

Como ves, hay muchas utilidades que se le pueden dar a tu botella de Vodka y que no te supondrán dolor de cabeza al día siguiente. Prueba los consejos que te proponemos y te convencerás por ti mismo.

Leer en eslife

Limpieza pre-vacaciones

empresa-limpieza-bilbao

Con las vacaciones de verano a la vuelta de la esquina, muchos ya tenemos las maletas preparadas para disfrutar de unos días de merecido descanso. Pero, ¿tu casa está preparada? Hoy hablamos de la puesta a punto de tu casa para irte de vacaciones con total tranquilidad.

Cierra la llave general del agua

Antes de asegurarnos, llave por llave, de que todo está totalmente cerrado, es mejor evitar posibles problemas y cerrar la llave general. No sólo por si algún goteo derrocha litros de agua en nuestra ausencia, también tenemos que tener en cuenta de que un repentino cambio de presión puede causar daños en las tuberías y, si nos ponemos en lo peor, inundarnos la casa. Para evitar cualquiera de estos problemas, basta con cerrar la llave general del agua.

El cuadro eléctrico

En las instalaciones nuevas tienes la opción de bajar las palancas por zonas, de esa manera puedes seleccionar qué quieres dejar con electricidad (por ejemplo la nevera en caso de irnos pocos días), sin embargo en las instalaciones más antiguas es un todo o nada y aquí llega el dilema. Si vas a dejar algún electrodoméstico funcionando, deja la palanca subida y desenchufa el resto de los aparatos.

Desenchufa el frigorífico

Evidentemente, no es lo mismo irte un par de días que varias semanas. En el primer caso no es necesario vaciar el frigorífico y desconectarlo, sin embargo si tu viaje es de un mes, es preferible que sí lo hagas para ahorrarte una importante cantidad de dinero en la factura eléctrica y, además, ahorrar energía. En este post te contamos cómo limpiar el frigo antes de irte de vacaciones.

Actualmente, las neveras vienen con una función de vacaciones, que mantiene el frío con la temperatura mínima necesaria, si te vas quince días esta es tu mejor opción.

Evita los malos olores

Todos aquellos alimentos que puedan echarse a perder en el tiempo en el que estés fuera de casa debes donarlos, un alimento en malas condiciones puede contaminar otros alimentos y crear una cadena de putrefacción de la que no quieres ser cómplice. Antes de tirarlos intenta dárselos a algún familiar, amigo o, por qué no, al vecino que te cuidará las plantas.

Limpia la casa antes de irte

Sabemos que hacer la maleta ya nos lleva tiempo, pero debemos dedicar algo más en dejar la casa limpia y recogida, como fregar todos los platos antes de irnos, no dejar restos de basura ni aunque se trate de plásticos. Ten en cuenta que cualquier resto orgánico puede producir malos olores y más suciedad, sobretodo en verano. Ocurre lo mismo con la ropa, nada de dejar ropa húmeda en la lavadora ni en el cesto de la ropa. Cuando llegamos de vacaciones lo menos que nos apetece es encontrarnos la casa maloliente y sucia, porque podría borrar los buenos recuerdos que traemos de nuestro viaje.

Cierra puertas y ventanas

Como hemos dicho antes, no tenemos que tener un miedo atroz a que durante nuestras vacaciones los ladrones nos desvalijen la casa, pero siempre es recomendable dejarla bien cerrada para evitar algún que otro susto. Lo mejor es pensar como si fueses un ladrón, ¿por dónde decidirías entrar? Cierra bien todas las puertas y ventanas, sobretodo las que dan al exterior, nunca te olvides de aquella ventana que sueles dejar algo abierta para ventilar la casa.

Cierra el gas

No es que seamos pesimistas, y tu casa no tiene por qué explotar en tu ausencia, pero sí es verdad que cualquier preocupación es poca ante este tipo de cosas. Con el gas debemos hacer lo mismo que con el agua, cerrar la llave general para ahorrarnos cualquier complicación. En caso de tener gas butano en casa, lo ideal es no dejar ninguna bombona dentro, pero en caso de no ser posible asegúrate de dejarlas bien cerradas.

Lo mejor es hacerte una lista para no olvidarte de ningún punto ;)

Después de esto, solo nos queda desearte unas felices vacaciones

Visto en casasincreibles.com
icon-car.pngKML-LogoFullscreen-LogoQR-code-logoGeoJSON-LogoGeoRSS-LogoWikitude-Logo
Limpiezas La Rapida

cargando mapa - por favor, espere...

Limpiezas La Rapida 43.308442, -2.992401 La Rápida

Localización